Riosucio, Caldas, ganador del Nacional Infantil de Bandas Sinfónicas en Viterbo

naban11

Los niños mostraron su talento. Fotos: Fernando Gómez

Con Riosucio, Caldas como dominador en el XIV Concurso Nacional Infantil de Bandas Sinfónicas, se cerró el evento que movilizó a los viterbeños durante casi cuatro días alrededor de las notas de los niños y adolescentes que hicieron parte del concurso. El segundo lugar fue para la banda de Cajicá, Cundinamarca y el tercero para la Ceja del Tambo, Antioquia, dirigida por el caldense César Augusto Londoño.

 

Las diferentes presentaciones en la parroquia La Sagrada Eucaristía y el parque de Bolívar no solo llenaron de música y paz el ambiente viterbeño, sino que lograron que el aspecto económico que se nutre de la llegada de los visitantes, surgiera temporalmente logrando que el comercio local y quienes se hacen cargo de las diferentes necesidades de quienes llegaron al evento, vivieran un apogeo pasajero pero positivo.

Desde el punto de vista netamente musical, se sigue demostrando que el programa bandístico apoyado directamente desde la gobernación de Caldas, sigue promoviendo directores que llegan al concurso dirigiendo agrupaciones de otras regiones del país, y por ende, dándole el nivel que se requiere en un concurso nacional, como el que se realiza en Viterbo, institucionalizado para deleite de la comunidad local. 

El concurso será un reto para la nueva administración, quien deberá entender que es un evento que se debe realizar en Viterbo, promocionándolo más hacia otros municipios y catapultarlo como bien se merece, pues un evento nacional institucionalizado no lo tienen todos los municipios. Para revisar; el hecho que el tradicional desfile de bandas se haga en horas de la noche, pues el colorido que siempre se representa con las comparsas y disfraces pierden su brillo en la noche y privan a la comunidad de deleitarse con el evento.

naban4